LA escasez global de pilotos pone en jaque a las aerolíneas

Lo que empezó siendo un simple análisis teórico económico, ha terminado por ser una realidad cada vez más tangible. Ya en su momento, Boeing y Airbus coincidieron en que guiándose únicamente por su número de pedidos, se necesitarían unos 21500 nuevos pilotos anuales para poder cubrir la demanda mundial.


Al principio, muchos pensaron que este análisis era tan sólo una extrapolación del boyante mercado aeronáutico asiático y de oriente medio. Sin embargo, lo cierto es que la aviación es un mercado global y esta ampliación de líneas y flota se ha hecho notar también en Europa y EEUU. La industria aeroespacial española ha triplicado su tamaño en los últimos 15 años, mientras que se prevee un aumento del 10% en la aviación ejecutiva y el tráfico aéreo español triplica su crecimiento frente al de la Unión Europea.

Todo esto se traduce, por supuesto, en más convocatorias de pilotos. En tan sólo el último año, Air Europa, Easyjet e Iberia han ampliado su plantilla recurriendo a pilotos españoles, y es de preveer que dicha tendencia siga en aumento. Lo que para las aerolíneas es un quebradero de cabeza, se ha convertido en una oportunidad para nuestros pilotos y por supuesto, para los centros de formación aeronáutica como los que componen AEFA.